NUEVO
Regístrate y accede a tarifas exclusivas que no encontrarás en ningún otro sitio Regístrate y accede a tarifas exclusivas ¡Es gratuito!
x

Publicado el 11/10/2018

Tradiciones Mexicanas para el Día de Muertos

Mexican Traditions For Dia De Muertos
COMPARTIR

El Día de Muertos es una fiesta mexicana de renombre mundial, famosa por sus brillantes y coloridas tradiciones. Si bien puedes tener algunas nociones sobre el Día de Muertos, probablemente hay algunos hechos y tradiciones al respecto que te sorprenderán o cuyo significado desconoces. Las tradiciones del Día de Muertos van desde la decoración y la comida, hasta actividades que alientan a las familias a recordar la vida de sus seres queridos. Comprender la historia y las tradiciones del Día de Muertos te dará una mejor apreciación de la cultura mexicana.

La piedra angular de las tradiciones del Día de Muertos es el altar, que se remonta al imperio azteca, cuando la familia recordaba el espíritu de sus antepasados ​​al comienzo de cada verano. Creían que el mundo de los muertos (el Mictlan) no estaba tan lejos del nuestro y que sus espíritus ancestrales podrían regresar durante este tiempo para brindar orientación y consuelo. Aunque el catolicismo llegó a México y cambió la fecha, para alinearla con el Día de Todos los Santos, la tradición de construir altares continúa, y para ello la familia coloca una foto de su ser querido en la parte superior del altar y artículos específicos en los niveles de abajo. Dos hechos del Día de Muertos relacionados con los altares es que se coloca agua en el altar para representar la esencia de la vida y velas, para simbolizar la fe. Alrededor de estos artículos se colocan las comidas y bebidas favoritas de la persona, y las flores de caléndula se dispersan, pues su brillante color guía a los muertos cuando sus familias los recuerdan.


Las calaveras de azúcar son golosinas increíblemente dulces hechas de azúcar moldeada y decoradas con un colorido glaseado. Aunque las calaveras de azúcar se han convertido en una imagen popular de Día de Muertos, solo se remontan a 1600, cuando, según la historia del Día de Muertos, los misioneros italianos vinieron a México y enseñaron el arte de decorar el azúcar. Como muchas familias carecían de dinero para decoración, pero tenían gran cantidad de azúcar natural de sus granjas, las calaveras de azúcar se convirtieron en un adorno muy utilizado y aún se colocan en los altares durante este festejo mexicano. Hoy en día, están adornadas con azúcar de colores, abalorios y plumas, y a menudo el nombre del ser querido fallecido está escrito en la parte superior del cráneo.

Sobre las encantadoras calles de México, brillante papel picado se balancea en la calle. Similar al corte de papel chino, el papel picado es un arte popular tradicional consistente en cortar elaborados diseños en cuadrados de colores de papel de seda. Los cortes van desde el nombre de una ciudad hasta dibujos animados o complejos diseños abstractos. La tradición del Día de Muertos incluye decorar calles y casas con series de brillantes papel picado. Si bien generalmente se pueden encontrar durante todo el año, resulta especialmente abundante durante las celebraciones del Día de Muertos. Uno de los hechos del Día de Muertos relacionado con este arte decorativo es que el papel picado representa la fragilidad y la belleza de la vida.


Mucho más profundo que las decoraciones y las dulces golosinas del Día de Muertos es el verdadero significado de esta fiesta mexicana. La historia del Día de Muertos se basa en recordar a los seres queridos que han fallecido, y continuar con su historia. Al igual que los aztecas, las familias mexicanas utilizan éste como un momento para reunirse en honor de aquellos que ya han muerto. A medida que las familias preparan altares, limpian las tumbas y disfrutan de las tradicionales golosinas del Día de Muertos, comparten recuerdos y sonríen ante anécdotas que recuerdan lo mejor de la historia de sus familias. Rememoran todo lo que sus seres queridos apreciaban y toda la alegría que compartieron. Al hacerlo, sienten la presencia de su familia fallecida y la cercanía de aquellos que aún viven.

Al igual que cualquier otra fiesta en el mundo, el Día de Muertos se basa en tradiciones que las generaciones se han transmitido durante siglos. Desde los antiguos aztecas, la cultura mexicana ha valorado la familia y los recuerdos.

A través de esta tradición, gran parte de México celebra el amor a la familia y la alegría de vivir.